Girls - NOS PONEMOS SERIOS
Girls - NOS PONEMOS SERIOS
Girls - ESTA NOCHE NO SALGO
MVD.INK Boys&Girls
Girls - NOS PONEMOS SERIOS
Mis enlaces favoritos
Mandanos tu foto
Por Maru Fernández
¿ME QUIERO O NO ME QUIERO?
“Es sábado a la noche y me preparo para salir. No se que ponerme y cada cosa que busco en mi guardarropas me hace ver espantosa. Quería ir al Shopping a comprarme algo pero la lluvia me arruinó los planes y ahora no sé que hacer. El espejo me refleja hecha un espanto. Yo así no puedo ir a ningún lado. “
Esta historia la vivimos una y mil veces cuando somos adolescentes. La ropa ocupa un lugar fundamental en nuestra vida y no está mal que sea así, siempre y cuando sepamos como llevarla.
¿Nunca sentiste, tan solo con ponerte una prenda que te gusta mucho, que puedes llevarte el mundo por delante? Seguro que cientos de veces, pero te apuesto que después de la tercera o cuarta vez que la usaste dejó de ejercer ese poder sobre ti.
Reflexionemos sobre esto.
¿Por qué una simple remera puede hacernos sentirnos DIOSAS unas veces y con el correr del tiempo pasa a ser otra más del montón?
¿No será que el hecho de sentirnos así está dentro de nosotras mismas?
Si puedo ponerme unos lentes de sol, caminar por la calle con los pelos al viento y sonreír dándome cuenta que todos me miran ¿Por qué no puedo hacerlo cuando no los tengo puestos?
La gente que está a tu alrededor no mira lo que tienes puesto (obviando algún envidioso que quiere robarte hasta las medias) sino que mira tu actitud ante la vida.
Hoy te mostramos que cosas se pueden hacer para sentirte linda por dentro y diosa por fuera.
Según la Real Academia española la autoestima significa: Valoración generalmente positiva de sí mismo.
Diego D’Alessandro nuestro psicólogo nos da algunas pautas sobre como hacerle frente y elevarla hasta el cielo. ¡NO TE LO PIERDAS!
v Elige un momento todos los días y escribe solo las actitudes y acciones buenas que puedes apreciar de ti. Con seguridad tu mente te recuerde todo lo que hiciste mal pero ¡no le prestes atención!, esto es algo mecánico que con buena onda puede ser combatido. Si enfocamos nuestros pensamientos en apreciar las cosas buenas de la vida, vamos a ver todo con positivismo, incluso a nosotros mismos. Descúbrelo tu misma...¡Experiméntalo! En una semana comenzarás a ver los resultados, aunque ya en los primeros días notarás un cambio de actitud. Con este ejercicio estás creando un hábito nuevo: de apreciar todas tus virtudes, hasta algunas que ni siquiera habías reparado en que existían. Pero estate atenta a hacerle frente a la tentación de criticarte. Ahí es cuando debes ser fuerte y resaltar que tienes muchas cosas buenas para ofrecer. Como dice el dicho “Mira el vaso medio lleno y no medio vacío”.

v Acepta todas tus emociones, hasta las que no te gustan (como la tristeza o la rabia) no las juzgues, al aceptarlas te estás amando. Dejarlas “ser” hace que fluyan y vuelvas a sentirte bien. Para hacerlas fluir puedes pegarle a un colchón o gritar en una almohada, pero nunca te descargues con otras personas.

v Trata de no quedarte colgada con las cosas que te llevan a sentir la tristeza. Siente la tristeza en tu cuerpo simplemente con la finalidad de limpiarte o desahogar lo que te lastima, pero de nada sirve que sigas dando vueltas sobre cosas que te producen dolor. Luego que pase enfócate en las cosas que puedes apreciar como expliqué en el tip anterior.

v Si tienes una cita y te sientes insegura, puedes practicar con tus amigas una haciendo del chico y otra de ti; luego puedes cambiar de roles y entre todas van tomando conciencia de las cosas que pueden serles útiles. Pueden ir probando diferentes maneras de encarar la situación y ustedes van a descubrir muchas cosas con su inteligencia y creatividad. ¡Anímense y diviértanse!

v Cuando salgas con un chico no te dejes llevar por los pensamientos preocupantes: ¿Estaré linda?, ¿Le pareceré aburrida?. Pon la atención en tu corazón y confía en él. Elige pensar: “Lo estoy haciendo bien”, “confío en mí” o el que se te ocurra para darte ánimo.

v Si estás indecisa con respecto a algo, aquí tienes una técnica que te ayudará a tomar la decisión correcta: siéntate frente a la pared y háblale sobre el tema todo lo que necesites, luego pon la atención en tu corazón y siente qué es lo que quieres; es probable que veas las cosas con mayor claridad. Exteriorizar tus problemas puede ayudarte a entenderlos mejor y encontrar en ti misma la solución. La mente es un buen instrumento, pero tu guía interior está siempre en tu corazón.

v Sé gentil contigo misma, si te encuentras criticándote...¡Para de hacerlo! Ten un diálogo más amable contigo. Recuerda que parte de ser humanos es equivocarnos, no existe nadie que no lo haya hecho antes. Tienes que aceptar que es parte de la vida y ve los errores como una oportunidad de aprender, en lugar de un medio para castigarte. Castigarnos no nos ayuda a hacer las cosas mejor. Es el método menos efectivo, porque nos quita las ganas de hacerlas o nos pone muy ansiosos y perfeccionistas.

v Búscate tiempos para hacer actividades que te dan placer y disfrútalas. ¡Tú te lo mereces!. Aunque muchas veces pienses que solo tienes que hacer lo que debes y nada más o que no te lo mereces, no dejes que esos pensamientos ejerzan presión sobre ti. Empieza a elegir en qué pensar y descubre las cosas que te hacen bien. Si quieres puedes anotar los pensamientos que te perturban y reflexionar sobre lo que consigues con ellos. Quizás se te ocurran algunos más efectivos para tu bienestar y tu mejor accionar.

La vida es mejor o peor según como la tomemos. Una actitud positiva ante ella seguramente te traerá un montón de alegrías.
¡Tu tienes el poder de estar bien, descúbrelo, utilízalo y disfrútalo al máximo!